LUNES-VIERNES 9:00 h - 22:00 h ininterrumpido

Olvídate de la cervicalgia !Causas y soluciones fisioterápicas!

Bienvenidos de nuevo al blog! Hoy presentaremos uno de los problemas más comunes en la fisioterapia: la cervicalgia, o lo que es lo mismo, el dolor del cuello o cervicales.

Lo vamos a exponer de tal manera que puedas reconocer las causas más frecuentes de aparición para que puedas ponerle solución y te olvides de este fastidioso dolor que tantas veces nos ha impedido llevar una vida saludable, alegre y sin dolores.

Y además…te vamos a intentar explicar las soluciones desde el punto de vista de la fisioterapia, para que comprendas un poco mejor el trabajo que llevamos a cabo los fisios en este tipo de problemas.

Y como regalo, te comentaremos también diferentes abordajes de autotratamiento; es decir, todas las cosas que tú mismo puedes hacer desde casa o desde el trabajo para aliviar esos dolores tan molestos del cuello.

ENTENDIENDO LA CERVICALGIA o DOLOR DE CUELLO

Y sin más preámbulos, vamos a comenzar entendiendo la cervicalgia, ya que un mayor entendimiento del problema nos acercará a solucionar y aliviar el dolor de las cervicales.

Las cervicales o el cuello se comprende de 7 vértebras situadas en la parte más alta de la columna vertebral, que sirve de sostén para la cabeza, el cráneo, donde se alberga el sistema nervioso central o cerebro, el comandante de todas las funciones cognitivas y físicas del nuestro cuerpo. Al termino de las cervicales, en su región inferior, sirve de unión con las dorsales, con la parte media de la espalda.

Una de las particularidades de las cervicales es que tiene dos vértebras muy especiales; tanto, que reciben un nombre propio. Te las presento: la primera de todas, la situada en la parte superior, y por tanto, en contacto directo con el cráneo, recibe el nombre de atlas: que como conocemos de la mitología griega, es quien sujeta el mundo. Y con total acierto recibe este nombre, ya que es nuestro cerebro quien crea, imagina y proyecta la realidad de cada uno, el mundo de cada uno, en definitiva. La vertebra atlas tiene una forma muy específica que le permite cumplir con eficiencia sus funciones de rotaciones de cuello y cráneo; ya que con nuestros sentidos (la mayoría integrados en la cabeza) percibimos el mundo que nos rodea, y la rotación y el movimiento de la cabeza nos permitirá explorar con efectividad todo lo que nos rodea.

Y la segunda vértebra cervical, la contigua a atlas, se llama axis. Recibe este nombre por la prominencia o protuberancia que tiene en forma de diente que conecta con atlas, siendo esencial para la movilidad de la que hablábamos antes.

El resto de vertebras tiene una forma y estructura más parecida entre sí, participando en grado diferente a las dos primeras, a la movilidad en sentido de las rotaciones, inclinaciones y flexo-extensiones del cuello y cabeza.

CAUSAS DEL DOLOR DE CUELLO

Ahora vamos a echar un vistazo al pasado para poder comprender mejor el presente y estar prevenidos para el futuro. Los seres humanos somos homínidos de la especie sapiens (habrás escuchado lo de Homo-sapiens). Y como tal, nuestra genética está supeditada a miles de años de evolución de la que no podemos prescindir u olvidar. Y con esto quiero llegar a que desde hace decenas de miles de años hasta hace unos pocos años, el ser humano (homo sapiens) ha evolucionado, crecido y desarrollado su vida en bipedestación, de pie y realizando actividad física. Y actualmente pasamos la mayor parte de nuestro tiempo de lunes a viernes (y en algunos casos de lunes a domingo…y volvemos a empezar) sentados, frente a una pantalla y sin movernos en absoluto. Teniendo en cuenta que no solo la sedestación prolongada no es adecuada para nuestro cuerpo, sino que las pantallas casi nos obligan a adoptar posturas extrañas y poco fisiológicas para nuestro cuello, para nuestras cervicales… He aquí una de las razones, causas, de la cervicalgia. Lo podemos denominar como una causa postural, pero entendiendo que más allá de la modificación de la postura, se trata de una alteración de la fisiología de nuestro organismo también. Y esto lo enlazamos con el sedentarismo… con la falta de movimiento. vamos en contra de la fisiología de nuestro organismo, creando cuerpos débiles, atrofiando la musculatura, haciendo rígidas nuestras articulaciones y generando todo ello contracturas musculares, artrosis e incluso hernias discales o protusiones.

Y ligado a todo esto, tenemos que conocer al sistema nervioso vegetativo: el encargado de las principales funciones fisiológicas de nuestro cuerpo, que no son de control voluntario y además se realizan de forma inconsciente, gobernando las funciones de nuestros órganos y vísceras, desde nuestro hígado hasta nuestro corazón. Este sistema nervioso vegetativo (también llamado autónomo, ya sabemos ahora por qué) se divide en 2: simpático y parasimpático, ambos antagónicos y complementarios. Cada uno cumple su función con la naturaleza de nuestra fisiología; sin embargo, en nuestra sociedad, en la que casi lo más normal es estar estresado, no descansar o dormir bien y apenas realizar actividad física, obligamos a nuestro organismo a abusar del sistema simpático…otra de las razones por las que formamos contracturas y otra serie de lesiones del aparato locomotor.
Por tanto, aquí tenemos la exposición de un complejo proceso que explica algunas de las causas de nuestros dolores de las cervicales. Y el conocimiento mismo del origen y de la fisiología, nos servirá para poder ponerle solución, que más tarde comentaremos.

Otras causas comunes de dolor de cuello son las caídas o accidentes que provocan el famoso latigazo cervical.
Los gestos deportivos o del día a día mal ejecutados, que suelen ser una contracción muy fuerte en una posición del cuello en acortamiento, donde el musculo no puede trabajar de forma eficiente ni segura.

Un breve inciso: cuidado con el mald… SOFÁ! Está detrás de numerosos dolores no solo cervicales, también lumbares. Desaconsejado su uso debido a que generalmente el material con el que está fabricado propicia el hundimiento irregular de diferentes partes de la espalda y de la pelvis, ocasionando posturas poco o nada ergonómicas. Y ya sabemos, que por aposentarnos un rato, un lapso corto de tiempo, no pasa nada. Sin embargo, como podríamos aplicar con la alimentación y/o medicación, con el sofá también es acertado el dicho: “la dosis hace el veneno”. Mucho sofá no te traerá mucha salud por muy cómodo que pueda parecer.

Para terminar la exposición de causas de una cervicalgia o dolor de cuello, no podemos olvidarnos de llevar una alimentación e hidratación (de agua, no de bebidas azucaradas y carbonatadas) correcta, basada principalmente en verduras, hortalizas y proteínas y grasas de calidad.

Si has llegado hasta aquí, felicidades y gracias por tu atención e interés. Tienes la mayor parte de las soluciones a punto de esclarecerse, ya que las causas de la cervicalgia tienen relación directa con las soluciones, y son todas ellas mejorables, solucionables y seguro que encuentras ciertas pautas que te sirvan para encontrar alivio.

Expondremos en primer lugar el trabajo que la fisioterapia puede hace por tu dolor de cuello, para continuar con una descripción de las directrices a tener en cuenta para mejorar no solo la salud de tus cervicales sino de tu cuerpo en general y unas pinceladas de un autotratamiento.

FISIOTERAPIA Y CERVICALES

Como veníamos anunciando desde el principio, un dolor de cuello o cervicales es una de las causas más comunes de asistencia a un centro de fisioterapia. Pero no por ser una causa muy común, tiene ésta el mismo origen, y, por tanto, tampoco tendrá la misma solución. Para ello, existe el trabajo de un fisioterapeuta colegiado, con experiencia, buen ojo clínico, y con una batería de test y análisis clínico, postural, biomecánico y muscular para dilucidar el problema.

Todo empieza con la anamnesis, o entrevista clínica, donde el paciente pone en conocimiento todo su historial clínico no solo a nivel muscular o articular; sino que también será preguntado por su medicación, cirugías, accidentes, otras lesiones, descanso nocturno, practica de actividad física, nivel de nervios o estrés, alimentación e hidratación, puesto de trabajo, alergias, enfermedades pasadas o presentes de importancia; y por supuesto, respecto al dolor, momento de aparición, tipo de dolor, frecuencia, alivio o agravamiento con los movimientos (y qué tipo de movimientos), creencias respecto al origen del dolor, etc.

Con toda esta información, y en el caso de ser necesario también con las pruebas de imagen como la radiografía, ecografía o resonancia magnética funcional, tenemos todas las piezas del puzle, todos los eslabones de la cadena; y es el trabajo del fisioterapeuta explorar e investigar para reconocer el eslabón o eslabones que no funcionan como debieran que hacen que toda la cadena se queje y sufra; hacer encajar la pieza del puzle. A esto es lo que los fisioterapeutas llamamos razonamiento clínico.

Esto es lo que hace tan bella la profesión de la fisioterapia: decenas de variables intrínsecamente relacionadas entre sí y todo un reto por encontrar la parte en disfunción. Y como si de una partida de ajedrez se tratara, donde siempre son las mismas 16 piezas por contrincante y 64 casillas de tablero, la posibilidad de movimientos se acerca al infinito (número de Shannon 10 elevado a 100.000); lo mismo sucede con los pacientes: las variables posturales, actividad física, accidentes, lesiones, numero de vertebras, etc… son las mismas, pero cada persona las ha padecido con una genética diferente que la hace única, en un momento de vida diferente, le ha generado o genera una experiencia dolorosa y de sufrimiento distinta y el orden de las variables también puede hacer que la solución sea diferente. De esa manera, el trato que debe recibir un paciente lo hace completamente personalizado, individual y único.

Y ahora sí, entrando de lleno en lo que la fisioterapia puede hacer por tu dolor de cuello una vez se ha establecido un diagnóstico y un plan de tratamiento: aplicamos técnicas de Osteopatía como las manipulaciones HVLA o de TGO cuando se detecta una vértebra en disfunción o bloqueo biomecánico; para restaurar la movilidad correcta.

La punción seca y otras técnicas manuales para el dolor cervical de origen miofascial, es decir, dolor tanto local como a distancia provocado por las contracturas musculares.

Neurodinamia clínica, que son técnicas de movilización del sistema nervioso, cuando el dolor está originado por la inflamación o atrapamiento de un nervio. Éstas técnicas nos sirven para mejorar por un lado la fisiología del nervio al vascularizarse mejor al mismo tiempo que mejoramos su biomecánica, la capacidad de deslizamiento y movimiento del nervio en torno a todas las estructuras anatómicas que lo rodean (para que el disco, musculo o ligamento no lo “pince”, lo aplaste e irrite).

Técnicas de drenaje linfático manual cuando exista alguna inflamación o edema local en la parte cervical, para evacuarlo, drenarlo y eliminarlo.
Masaje o masoterapia: las técnicas más reconocidas de los fisios por la población general. Son las técnicas manuales de amasamiento, presión, frotación, o golpeo rítmico de los músculos en la mayor parte de los casos, y de otras estructuras que estén afectadas con fines terapéuticos.

Fibrólisis diacutánea o ganchos: son unas herramientas con una forma muy particular para adaptarse a cada recóndito hueco y espacio anatómico del cuerpo con el fin de romper adherencias y liberar los tejidos contracturados.

Kinesiotaping o vendaje neuromuscular: en ocasiones el fisioterapeuta considera dar un estímulo vía vendaje a una parte del cuello, bien para favorecer la activación y fortalecimiento de un determinado músculo; o bien para inducir la relajación o inhibición hipertónica de una contractura muscular.

Control motor: consiste en la reeducación que hace el fisioterapeuta con el paciente para el reaprendizaje de activación de los músculos y de ciertos movimientos para que éstos sean lo más fisiológicos posibles. Esto tiene una relación directa con la biomecánica y con la neuro-fisiología, ya que hemos de trabajar a nivel NEURO_MUSCULAR para recuperar el patrón motor de movimiento que pudiera estar alterado.

Fisio.pilates: como actividad física guiada por un profesional para fortalecer, alinear y estirar las estructuras osteo-musculares.

Y antes o después de ir al fisio…¿qué puedo hacer en casa por mi cuello? Autotratamiento.

Son muchas las veces que el fisioterapeuta te puede mandar una serie de ejercicios o pautas a tener en cuenta para mantener el estado de tus cervicales e incluso encontrar alivio de dolor.

Cuando el origen es el dolor miofascial, es muy recomendable el automasaje del cuello, bien con las manos cuando la parte a tratar tiene un fácil alcance, o con el empleo de pelotas de tenis, de golf o incluso los famosos roller-foam (rodillos de automasaje) para realizar un automasaje de los puntos gatillo miofasciales o puntos de tensión muscular, para normalizar el tono muscular, encontrar alivio e incluso poder flexibilizar la zona.
Estaría indicado para todas las personas (tanto las que han padecido o padecen dolor de cuello) realizar unos ejercicios muy sencillos de movilización en un rango de movimiento cada vez (flexión, rotación y lateroflexión) de la parte cervical alta, parte media y baja del cuello, de los hombros, de la cabeza, del movimiento en todas direcciones de ojos y lengua (por su sinergia muscular con la musculatura suboccipital del cuello), de los brazos. Con el movimiento estamos trabajando por un lado en normalizar el control motor (del que hemos hablado), y mejoramos el trofismo muscular favoreciendo la vascularización sanguínea de los músculos (los que se van a beneficiar de una mejor oxigenación y nutrición) y mejoramos la salud articular de nuestras vértebras al inducir la producción de líquido sinovial (el lubricante articular que hace que se deslicen mejor las superficies articulares).

Indicaciones para mejorar la ergonomía en el puesto de trabajo, tanto si es frente a un ordenador como si es cargando pesos en un almacén.
Trabajar la consciencia corporal para darnos cuenta de cómo tenemos el cuello, saber si estamos tensando los músculos, si la postura nos produce molestia; en definitiva, mejorar nuestra consciencia a nivel físico. Para ello, la meditación o mindfulness es una buena práctica para mejorar y aumentar la consciencia.

Realizar actividad física diaria, exponerse a la luz solar durante el día y a la oscuridad absoluta en la noche para mejorar el descanso nocturno que nos ayuda a regenerar el cuerpo y regula el sistema nervioso vegetativo.

Control de emociones y de situaciones de estrés (para ello, la meditación, mindfulness y la actividad física son buenos medios para conseguirlo).
Para aquellas personas (cada vez más) cuyo puesto de trabajo es estar sentado frente al pc, lo más recomendable seria no solo contar con materiales que respeten y se adapten al físico de la persona para; sino levantarse al menos una vez cada hora, realizar movilizaciones de cuello, hombros y espalda; e incluso cuando se está sentado, no permanecer irremediablemente en la misma postura, sino ir variando en posturas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fisioterapia-Osteopatía Rafael Borruel

Avda Pablo Gargallo, local 18
50003 Zaragoza
(acceso por Andador Ignacio Menaya)

Síguenos:

© 2021 Fisioterapia Rafael Borruel   |   Desarrollo  Jiménez Carbó